Alimentos Probióticos: tu salud depende de tu flora intestinal

¿Sabías las bacterias que albergas en tu cuerpo exceden en número a las células? Te asombrará saber que la proporción es de 1 a 10: por cada célula tenemos 10 bacterias, o sea, tenemos ¡10 veces más bacterias en nuestro organismo que células! En total cerca de 100 billones de bacterias benéficas habitan tu cuerpo. Colonizan el intestino y otras partes del sistema digestivo desde el instante en que nacemos.
De hecho, el 90% del material genético en tu cuerpo no es tuyo, sino de las bacterias, hongos, virus y otros microorganismos que componen la microflora, lo que se conoce como microbioma (ver esquema a la derecha). Este ecosistema interno, es de vital importancia porque influye en incontables aspectos de la salud. Los humanos, al igual que los animales y las plantas, vivimos en una estrecha asociación con los microbios, en una relación de simbiosis de la que ambos nos beneficiamos.

Sin embargo, el estilo de vida moderno daña enormemente la microflora, destruyendo la armonía necesaria para mantener este ecosistema. El exceso de alimentos procesados, cereales y azúcares destruye las bacterias benéficas y promueve el crecimiento de bacterias patógenas y hongos como la candida, que hoy en día ya se pueden considerar como una epidemia silenciosa. Otras amenazas diarias que se ciernen sobre nuestra flora intestinal: los antibióticos, el agua clorada y fluorada, los pesticidas y herbicidas usados en la agricultura convencional, la polución y los jabones antibacterianos.
Ten en cuenta que si no consumes carne ecológica, es muy probable que contenga antibióticos. De hecho, aproximadamente el 80% de la producción mundial de antibióticos se destina al sector ganadero, no sólo para combatir infecciones, sino para hacer que los animales ganen peso, lo cual resulta más rentable.
La llamada píldora o pastilla anticonceptiva tiene efectos devastadores no sólo en la flora intestinal de la madre sino también en sus futuros hijos.


Los Probióticos en el tratamiento de Alergias, Psoriasis, Colitis, enfermedad Periodontal y otras muchas por el Dr. Mercola.
Dado que en el intestino se concentra el 80% del sistema inmune, repoblar el intestino con probióticos puede resolver muchas patologías, especialmente las enfermedades autoinmunes tan extendidas hoy en día como alergias, asma, psoriasis...



La flora intestinal afecta al funcionamiento del cerebro por el Dr. Mercola.
Las "bacterias amigas" del intestino son capaces de modificar la producción de neurotransmisores (de hecho al intestino se le considera el segundo cerebro), por lo que podrían ser clave para resolver diferentes trastornos tanto de comportamiento, de apredizaje o emocionales, como la Deficiencia de Atención con Hiperactividad (ADHD) y el autismo en niños, la depresión o trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia.

 
Cómo la dra. Natasha Campbell curó por completo el Autismo de su hijo
No sólo tenemos neuronas en el cerebro, sino también, por extraño que parezca, en el intestino. Algunas de estas neuronas intestinales producen serotonina, un neurotransmisor que también producen las neuronas del cerebro. En realidad tenemos dos sistemas nerviosos, el central, formado por el cerebro y la médula espinal, y el entérico, que es el sistema nervioso del tracto gastrointestinal. Ambos se desarrollan a partir del mismo tipo de tejido fetal y permanecen conectados entre sí por el nervio vago.
La dra. Natasha Campbell, doctora especialista en neurología y neurocirujía, observó que el 100% de las madres de niños autistas tenían una flora intestinal anormal. Con una alimentación rica en alimentos probióticos y eliminando cereales, azúcares y comida procesada de la dieta consiguió que su hijo se recuperara del autismo sin recurrir a ningún tipo de medicamentos.
Como explica en su libro El síndrome del intestino y la psicología GAPS, traducido a varios idiomas incluido el español, la dra. Campbell está convencida de que todas las enfermedades se originan en el intestino.


¿Y si las bacterias intestinales te hicieran engordar? por el Dr. Mercola.
Un tipo de bacterias, denominadas Firmicutes aumentan la absorción de grasa. Un estudio reciente de la Universidad de Carolina ha determinado que este tipo de bacterias se encuentran en grandes cantidades en el intestino de personas son sobrepeso.
Hasta ahora se sabía que los microbios intestinales ayudan en la descomposición de los carbohidratos complejos, pero su papel en el metabolismo de las grasas alimenticias era desconocido.
Dada la compleja relación entre la flora intestinal, la alimentación y la fisiología de cada persona adelgazar no es tan simple como ponerse a régimen y matarse de hambre.


fermentar verdurasProbioticos: el nuevo Prozac. por Dr. Mercola.
El secreto para mejorar tu salud mental se encuentra en el intestino. Un desequilibrio en la flora intestinal (mayor cantidad de bacterias patógenas que benéficas) puede tener un impacto negativo en la salud cerebral y originar patologías como la ansiedad y la depresión. Ya no necesitas envenenarte lentamente con antidepresivos como el Prozac. Además estarás tratando la raíz del problema, no sólo eliminando los síntomas como hacen la mayoría de los medicamentos.



Cada vez más estudios apuntan que suplementar con probióticos (bacterias benéficas) es más importante que tomar un multivitamínico, debido al papel tan importante que juegan las bacterias en la salud.
La mayoría todavía no somos conscientes de que la microflora intestinal no sólo influencia la digestión, sino que la influencia se extiende al cerebro, corazón, piel, estado de ánimo, peso e incluso la expresión genética.
Una flora bacteriana es esencial tanto para el bienestar físico y emocional, así como para evitar las enfermedades crónicas.



Este estudio encontró que los bebés amamantados que sufren de cólicos y lloran con frecuencia pueden mejorar con el uso de probióticos.
Medical News Today October 8, 2013



Las bacterias beneficiosas trabajan incluso después de morir por Dr. Joseph Mercola y Rachael Droege.
Las bacterias beneficiosas deberían constituir el 85% de la flora bacteriana, y las perjudiciales el 15% restante. Sin embargo, la mayoría tenemos el ratio inverso de 15% de bacterias beneficiosas y 85% de nocivas.


probióticos Dr Mercola 'Complete Probiotics' del Dr Mercola:

1 bote de cristal de 180 cápsulas. 3 meses de duración.

70 billones de CFU (organismo vivos capaces de formar colonias) de diferentes cepas de Lactobacillus y Bifidobacterium en 2 cápsulas. Resistentes al ácido y a las bilis.

Apto para vegetarianos y veganos.

Más información sobre 'Complete Probiotics' AQUÍ
Precio:          comprar



Mejora tu sistema inmune con las verduras fermentadas
Encontramos los alimentos fermentados en las culturas tradicionales de todo el mundo, donde eran muy apreciados no solo como medio de conservación antes de que se inventaran las neveras, sino también por sus enormes beneficios para la salud.
A medida que se envejece, su flora intestinal saludable disminuye y su estómago se vuelve menos ácido, lo que puede desencadenar una disbiosis intestinal y una serie de graves problemas de salud derivados, incluyendo la demencia. Las bacterias intestinales benéficas juegan un papel importante en la producción de vitaminas, la absorción de minerales y la desintoxicación. Ayudan a prevenir la diabetes, problemas digestivos, problemas neurológicos, enfermedades cardiovasculares e incluso el acné.


fermentar verdurasFermentar verduras es fácil y barato
Puedes usar unas cuantas cápsulas de los probióticos del Dr. Mercola para fermentar tus propias verduras favoritas. La fermentación las transformará en un super alimento, no sólamente por el alto contenido en probióticos que mejorarán tu digestión y mantendrán tu intestino saludabe, sino también incrementando de forma espectacular la biodisponibilidad de los nutrientes y el contenido en vitaminas: por ejemplo la cantidad de vitamina C del sauerkraut (chucrut) es 20 veces mayor que la del repollo fresco. Según la Dra. McBride la razón es que la vitamina C del repollo o col está ligada en su estructura de celulosa y en otras moléculas y el sistema digestivo no es capaz de desprenderla y absorberla en su totalidad. Una gran parte de la vitamina C no es posible digerirla, a pesar del alto contenido en vitamina C del repollo. Pero si lo fermentas y hacer chucrut, toda la vitamina C que contiene se vuelve biodisponible.




Probióticos para tratar la acidez estomacal y las úlceras por el Dr. Mercola.
Repoblar la flora intestinal con probióticos y alimentos probióticos (verduras, kefir...) te puede ayudar a eliminar naturalmente la bacteria Helicobacter pylori, la causa más común de ácidez y úlceras estomacales, sin necesidad de recurrir a los antibióticos.
La medicación contra la acidez empeora el problema al bloquear la producción de ácido clorhídrico en el estómago, eliminando la barrera natural del organismo contra todo tipo de patógenos como la helicobacter.


El papel de las bacterias benéficas en la digestión por el Dr. Mercola.
La flora intestinal trabaja descomponiendo los alimentos que no pueden ser absorbidos por el cuerpo: convierten los carbohidratos en azúcares simples y las proteínas en aminoácidos.
Habrás oído decir que los probióticos no sobreviven PH ácido del estómago, sin embargo, bacterias benéficas como el acidófilus se desenvuelven muy bien en un ambiente ácido.


La flora intestinal te protege de las alergias e intolerancias alimentarias por el Dr. Mercola.
El microbioma intestinal influye en las respuestas inmunes, el funcionamiento del sistema nervioso, y desempeña un papel en el desarrollo de cualquier número de enfermedades, incluyendo alergias a los alimentos.
Alimentos transgénicos, cereales, azúcares y el cloro del agua del grifo destruyen la flora intestinal benéfica contribuyendo a la aparición de alergias. Estadísticas inquietantes señalan que las alergias alimentarias potencialmente letales están en aumento. Por ejemplo, ¡solo entre 1997 y 2011, las alergias alimentarias en los niños aumentaron en un 50 por ciento!


La flora intestinal es clave para la salud y la longevidad por el Dr. Mercola.
Si bien los factores genéticos podrían predisponer a las enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad Crohn, la investigación en realidad muestra que es la pérdida de bacterias antinflamatorias específicas los que finalmente permiten que la enfermedad se desarrolle.
Investigaciones anteriores también ha encontrado que ciertos microbios pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 1, lo que sugiere que la flora intestinal podría de hecho ser un factor determinante en esta patología.
Otros estudios también sugieren que ciertos tipos de bacterias producen una mayor respuesta inflamatoria que contribuye a la disfunción metabólica asociada con la diabetes tipo 2.
El trasplante de materia fecal de personas delgadas saludables en personas obesas con síndrome metabólico mejoró la sensibilidad a la insulina, lo que sugiere una vez más que estas condiciones pueden abordarse eficazmente cuando se corrige la composición microbiana del intestino.


Cómo los Probióticos pueden ayudarte a controlar tu peso por el Dr. Mercola.
De acuerdo con un estudio reciente la cepa de bacterias benéficas Lactobacillus Rhamnosus ayuda a la pérdida de peso en mujeres. Otro estudio ha encontrado que bacterias intestinales pueden controlar el apetito, haciendo que te apetezcan los nutrientes que necesitan para su superviviencia. Las bacterias nocivas necesitan azúcar para sobrevivir, y se cree que mandan señales al cerebro diciéndole que coma más dulce.
Otras bacterias intestinales pueden producir resistencia a la insulina y aumento de peso al activar la inflamación crónica de bajo grado en el cuerpo. Tres de estos culpables son el enterobacter que produce endotoxinas, el staphylococcus aureus (una cepa bacteriana resistente a los antibióticos) y el adenovirus humano-36.


La relación entre los probióticos y la salud intestinal en niños Autistas por el Dr. Mercola.
Aunque el programa nutricional "Síndrome del Intestino y la Psicología" (GAPS, por sus siglas en inglés) de la dra. Campbell-McBride es de vital importancia para la MAYORÍA de la gente, debido a la mala alimentación actual y a la alta exposición a toxinas, es especialmente importante en mujeres embarazadas y niños pequeños. Los niños que nacen con la flora intestinal gravemente dañada no sólo son más propensos a enfermarse sino que también son más susceptibles de resultar dañados por las vacunas, lo que podría explicar por qué algunos niños desarrollan síntomas de autismo después de recibir una o más vacunas infantiles.
Según la Dra. Campbell-McBride, la mayoría de los niños autistas nacen con cerebros y órganos sensoriales perfectamente normales. El problema surge cuando estos niños no desarrollan una flora intestinal normal desde el nacimiento. Como resultado, el sistema digestivo, en lugar de ser una fuente de alimento, se convierte en una importante fuente de toxicidad. Los microbios patógenos en el interior del tracto digestivo dañan la integridad de la pared intestinal, de forma que todo tipo de toxinas y microbios inundan el torrente sanguíneo del niño y entran en su cerebro.
Eso suele ocurrir en el segundo año de vida en niños que fueron alimentados con leche materna porque la lactancia proporciona una protección contra esta flora intestinal anormal. En los niños que no fueron amamantados los síntomas de autismo se desarrollan en el primer año de vida. Así que la lactancia materna es fundamental para proteger a estos niños.
Es importante entender que la flora intestinal que el niño adquiere durante el parto vaginal depende de la flora intestinal de la madre. Así que si la microflora de la madre es anormal, lógicamente la del niño también lo será. Las madres que han tomado la píldora o antibióticos durante periodos prolongados de tiempo sin regenerar la flora intestinal con probióticos frecuentemente tienen una flora intestinal dañada.
Si el niño nace por cesárea no adquirirá la flora intestinal de la madre, lo que resulta aún más problemático.


Sobre la importancia de la salud intestinal para prevenir y tratar trastornos neurológicos "incurables" por el Dr. Mercola.
El Dr. Perlmutter es probablemente uno de los neurólogos más destacados de medicina natural en los Estados Unidos. Su libro anterior, El cerebro de pan encabezó la lista de bestsellers del New York Times durante varias semanas. En su nuevo libro "Alimenta tu cerebro: El sorprendente poder de la flora intestinal para sanar y proteger tu cerebro" el Dr. Perlmutter explica que los cien billones de bacterias que viven dentro del intestino están íntimamente involucradas con el cerebro en muchos niveles. Por ejemplo, fabrican neurotransmisores como dopamina y serotonina. También mantienen la integridad del revestimiento del intestino. Una flora intestinal comprometida da lugar a permeabilidad intestinal, que a su vez genera inflamación crónica en el cerebro, piedra angular de prácticamente todos los trastornos cerebrales, como Alzheimer, esclerosis múltiple, Parkinson o autismo.
Ciertamente, la mayoría de los neurólogos no tienen en cuenta cómo el estilo de vida y sobre todo la alimentación afecta los trastornos neurológicos que diagnostican y tratan todos los días. Pero para este eminente neurólogo estos trastornos incurables para la medicina convencional no sólo se pueden prevenir sino también curar con intervenciones nutricionales.


Nutrientes para el buen humor
Un estudio realizado por la Universidad de California UCLA en 2013 comparó la función cerebral en dos grupos de mujeres. Un grupo suplementó con probióticos y el otro no. Los investigadores ya sabían que el cerebro envía señales al intestino. Pero lo que desconocían es que el intestino también envía señales al cerebro. El mal humor, el estrés y la ansiedad pueden estar muy relacionados con la salud del tracto gastrointestinal. De hecho los investigadores encontraron que el grupo que tomó probióticos gozaba de mejor humor y un mejor funcionamiento cerebral.
Fuente: Changing gut bacteria through diet affects brain function

Tus bacterias intestinales están en constante lucha con los virus por el Dr. Mercola.
Es sabido que el 80% de tu sistema inmune reside en el intestino, con lo que mantener la flora bacteriana benéfica es uno de los pilares más importantes para fortalecer el sistema inmune. Según recientes estudios varios cepas comunes de virus que habitan en el intestino se alimentan de la flora benéfica. Dada la amenaza que suponen estos virus, al exceden en número a las bacterias (1 bacteria por cada 10 virus) las bacterias intestinales benéficas están en constante lucha para destruirlos. Quien gane o pierda esta guerra intestinal está relacionada con las enfermedades que sufre la persona.
Desafortunadamente alimentos procesados, antibióticos, píldoras para el control de la natalidad, desinfectantes tóxicos y el uso de jabones antibacteriales conspiran en contra de la flora intestinal, lo que repercute de forma negativa en el sistema inmune.


Probióticos contra las diarreas por antibióticos
Uno de los muchos efectos indeseables de los antibióticos es que frecuentemente producen diarrea, no sólo mientras se toman sino también una vez concluido el tratamiento.
De todas formas, aunque los antibióticos no produzcan diarrea, es esencial suplementar con probióticos de calidad tanto durante un tratamiento con antibióticos como una vez finalizado el mismo, a fin de repoblar la flora intestinal destruida por los antibióticos.


 
Lecturas recomendadas:

- Gut and Psychology Syndrome (GAPS) traduccido al español como El Sindrome del Intestino y la Psicologia GAPS. Dra. Natasha Campbell-McBride.

- Put your heart in your mouth. Dra. Natasha Campbell-McBride.

- Alimenta tu cerebro: El sorprendente poder de la flora intestinal para sanar y proteger tu cerebro. David Perlmutter.




                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir