Suscribirme al boletín
Tienda
(0)
Mi cuenta

  Cinco errores comunes sobre higiene y cómo evitarlos
por Dr. Joseph Mercola y Rachael Droege. Traducción de Mónica Gómez Santos

hornos microondas La rutina diaria abarca diferentes aspectos de nuestro estilo de vida que contribuyen a cómo nos sentimos. Alguno de estos factores resultan obvios, como la dieta y el ejercicio, pero otros se pasan por alto más fácilmente, inmersos como estamos en la frenética actividad diaria.

La higiene personal es uno de estos aspectos que merece atención. Las elecciones que hagas en cuanto a la higiene tendrán un impacto directo en tu salud, especialmente con el paso del tiempo. Pequeños detalles en apariencia anodinos de tu rutina diaria, como la clase de pasta de dientes o de jabón de manos que usas, o cómo cocinas la carne, pueden implicar grandes cambios en tu salud y bienestar general.

Sorprendentemente tenemos muchas creencias falsas sobre lo que implica una correcta higiene, y lo que normalmente identificamos como hábitos de higiene adecuados distan mucho de serlo. Revisa estos cinco errores relativos a la higiene que nos dan la ilusión de que estamos teniendo un comportamiento saludable, cuando, de hecho, ocurre lo contrario.
 

No uses Desodorantes

La mayoría de la gente usa a diario antiperspirantes con la mejor intención, pero el uso de desodorantes aumenta el riesgo de sufrir Alzheimer, ya que es una de las fuentes de aluminio más abundantes que existen. El aluminio de los desodorantes es absorbido por el cuerpo el cuerpo a través de la piel, produciendo estragos en el cerebro, lo que contribuye al alarmante número de personas que padecen hoy en día Alzheimer. Algunos desodorantes naturales de venta en herbolarios también contienen aluminio.

Yo hace 20 años que no uso antiperspirantes. En su lugar uso jabón y agua, y funciona de maravilla. Incluso dejé de tener manchas de sudor en las camisas en la zona de las axilas, ya que al parecer las manchas las produce la interacción del desodorante y el sudor, y no únicamente el sudor. Si de todas formas necesitas usar desodorante, aconsejo aplicar una pequeña cantidad de Aceite de Coco o Aceite de oliva Ozonizado, por sus propiedades antibacterianas (son las bacterias las responsables del mal olor corporal).

Además de aluminio, los desodorantes comerciales también contienen otras sustancias tóxicas y metales pesados como el circonio. La rutina diaria abarca diferentes aspectos de nuestro estilo de vida que contribuyen a cómo nos sentimos. Alguno de estos factores resultan obvios, como la dieta y el ejercicio, pero otros se pasan por alto más fácilmente, inmersos como estamos en la frenética actividad diaria.

La higiene personal es uno de estos aspectos que merece atención. Las elecciones que hagas en cuanto a la higiene tendrán un impacto directo en tu salud, especialmente con el paso del tiempo. Pequeños detalles en apariencia anodinos de tu rutina diaria, como la clase de pasta de dientes o de jabón de manos que usas, o cómo cocinas la carne, pueden implicar grandes cambios en tu salud y bienestar general.

Sorprendentemente tenemos muchas creencias falsas sobre lo que implica una correcta higiene, y lo que normalmente identificamos como hábitos de higiene adecuados distan mucho de serlo. Revisa estos cinco errores relativos a la higiene que nos dan la ilusión de que estamos teniendo un comportamiento saludable, cuando, de hecho, ocurre lo contrario.
 



Mónica Gómez, terapeuta holística
TerapiaClark.es, tfno. 917 421 852

copyright 2006-2021,
todos los derechos reservados

Suscribirme al boletín