Consigue tu libro GRATIS 📕


Si lees con asiduidad mis emails sabrás que soy muy fan de Chico Sánchez, un ex-periodista y fotógrafo de prensa de éxito, al que no le sorprendió el montaje de la Plandemia orquestrada a nivel mundial.

Y es que él llevaba ya muchos años investigando las sucias estratagemas de las industrias farmacéutica, agroquímica, alimentaria, así como el engaño y la corrupción de los medios de comunicación y los políticos de cada país, títeres de una todopoderosa oligarquía de billonarios que dirige el cotarro a nivel mundial.

Sus libros, sus cientos de videos y su blog son una denuncia de todas las mentiras que nos han ido alimentando.
Su trabajo aporta un valor incalculable pues todo lo que nos cuenta, absolutamente todo, se base en experiencia propia.
Décadas de viajes por diferentes países de Europa y América le han permitido desvelar de primera mano las mentiras sobre las que se asienta, o más bien se tambalea, la sociedad actual.

Desde que empezó la Plandemia hasta la fecha ha trabajado sin descanso, y sin remuneración alguna, para alertar al mayor número de personas posible, a pesar de la censura brutal, de la negra nube que se cierne sobre la humanidad si seguimos como hasta ahora obedeciendo sin rechistar, sin defender la libertad y los derechos por las que lucharon duramente las generaciones que nos precedieron.

Con el fin de apoyar su admirable labor he adquirido ejemplares de su libro "La Gran Obra" para regalar entre los que, a su vez, apoyáis mi trabajo.
A mí me encantó "La Gran Obra". Y estoy segura que tú lo disfrutarás tanto como yo.

Enviaremos un ejemplar por pedidos superiores a 100 euros realizados desde el momento que envíe este boletín hasta final de existencias. Condición sine qua non es que indiques en observaciones al hacer el pedido "quiero el libro de Chico" o que respondas al email que recibes del pedido, a fin de que solo reciban el libro los que están interesados.

Consigue tu libro AQUÍ


 


[RADIACIONES] Imprimiendo con tu enemigo


No sé tú, pero yo me llevo fatal con las impresoras. Me la paso luchando con ellas. Atascos de papel, huelga de tóneres caídos cada dos por tres (así es como llamo yo a su actitud insolente de "no imprimo porque no me sale del toner")

He probado diferentes marcas, pero no hay forma. En particular la última me ha salido rana. Tan rana que la he mandado de patitas a la tienda.
Pero antes de devolverla te he grabado un video para que veas con tus propios ojos la utilidad de poseer un "detector de enemigos"

En el boletín más reciente1 te presenté al Detector de radiaciones ESI-24. En este video lo verás en acción. Todo un campeón.

La primera alarma se disparó nada más enchufar la impresora cuando se iluminó el icono de wifi/bluetooth.
Una "prestación" que no preciso dado que no utilizo conexiones inalámbricas. Sí, tengo todo cableado como en la época de los dinosaurios.
Me tranquilizó que al presionar el icono se apagó. Aun así decidí testar si seguía emitiendo radiaciones estando apagado, dado que al conectarlo por cable iba a estar al lado del ordenador donde trabajo.

El resultado de la medición fue inquietante. La impresora seguía emitiendo niveles altos de microondas tanto con el icono iluminado como apagado. Como verás en el video solo conseguí librarme de las radiaciones desenchufándolo de la red.

Tu enemiga


Tu amigo


1 https://www.terapiaclark.es/Docs/2021-09-20-detector.htm#radiaciones





 


Cuál es el parásito más malvado? 🐛


No hay consenso sobre cuál es el hombre más malvado de la tierra. Se barajan nombres como "Vil" de Gates, Soros o Fauci 😈f

Pero, respecto a los parásitos cuál sería el más dañino? sí, exceptuando a Gates, Soros y Fauci 😁
Aclaro que estamos hablando de los parásitos que tenemos los que creemos que estamos libres de parásitos en el "primer" mundo.
No nos referimos a esos parásitos de peli de terror de las selvas tropicales que pueden acabar contigo en unas horas.

Pues muchos médicos "alternativos", especializados en librar a sus pacientes de parásitos recalcitrantes, coinciden con que el puesto de honor (o deshonor) corresponde al Strongyloides.
Es un gusano (sí, como Gates, Soros y Fauci 😁) que pesar de su pequeño tamaño -tan solo unos milímetros- puede infligirnos un gran daño.
Y es que son capaces de inhibir una enzima clave de las mitocondrias, clave porque interviene en el ciclo de Krebs. Este bichejo es pues capaz de interferir con la producción de energía en forma de ATP en las mitocondrias celulares.
No resulta pues sorprendente que los afectados se quejen de falta de energía, al punto de ser diagnosticados erróneamente con el síndrome de fatiga crónica.
Otros síntomas muy comunes producidos por los strongyloides son dolor de cabeza, migrañas, eccema, dolores en la fibromialgia e intolerancia a los lácteos. Y sí, una vez libres de parásitos es frecuente que la intolerancia a la leche desaparezca por arte de magia.

El otro factor que vuelve tan dañinos a los strongyloides es que es de los pocos parásitos cuyo ciclo (huevos - larva - adulto) se desarrolla por entero en el ser humano. Otros parásitos comparten su ciclo vital entre humanos y animales.
El strongyloides se suele desarrollar como larva en los pulmones, pasa al intestino, al sistema nervioso y de ahí puede llegar a todos los órganos, incluido el cerebro donde causa migrañas.
En personas con sinusitis es frecuente encontrar el strongyloides alojado en los senos nasales.

La candidiasis crónica (infección por el hongo candida) es conocida por su recurrencia. Se elimina pero al poco vuelve a reaparecer, en un desesperante círculo vicioso sin aparente fin. Los strongyloides vuelven "fuerte" (strong significa fuerte en inglés) a la candida. Y es que como los strongyloides suelen albergar la candida dentro si no se eliminan al morir liberan candida por todo el cuerpo, produciendo una nueva infección.

Operación "Fuera Strongyloides"



Muy Anticorruptivamente,
Mónica "acabemos con toda clase de parásitos" Santos

>>>>> ¿no visualizas correctamente este email? +++ haz clic aquí +++



Terapia Clark. Avda Canillejas Vicálvaro 141, 4B. Madrid 28022.
>>>> Haz clic aquí si te quieres dar de baja
O si eres covidiano (te respeto, aunque tú no me respetes a mí, pero no te quiero en mi lista)