Consigue tu libro GRATIS 📕


Una de las pocas cosas buenas que me trajo la pandemia fue descubrir a Chico Sánchez, un ex-periodista y fotógrafo de prensa de éxito, al que no le sorprendió el montaje de la Plandemia orquestrada a nivel mundial.

Y es que él llevaba ya muchos años investigando las sucias estratagemas de las industrias farmacéutica, agroquímica, alimentaria, así como el engaño y la corrupción de los medios de comunicación y los políticos de cada país, títeres de una todopoderosa oligarquía de billonarios que dirige el cotarro a nivel mundial.

Sus libros, sus cientos de videos y su blog son una denuncia de todas las mentiras que nos han ido alimentando.
Su trabajo aporta un valor incalculable pues todo lo que nos cuenta, absolutamente todo, se base en experiencia propia.
Décadas de viajes por diferentes países de Europa y América le han permitido desvelar de primera mano las mentiras sobre las que se asienta, o más bien se tambalea, la sociedad actual.

Desde que empezó la Plandemia hasta la fecha ha trabajado sin descanso, y sin remuneración alguna, para alertar al mayor número de personas posible, a pesar de la censura brutal, de la negra nube que se cierne sobre la humanidad si seguimos como hasta ahora obedeciendo sin rechistar, sin defender la libertad y los derechos por las que lucharon duramente las generaciones que nos precedieron.

Con el fin de apoyar su admirable labor he adquirido ejemplares de su libro "La Gran Obra" para regalar entre los que, a su vez, apoyáis mi trabajo.
A mí me encantó "La Gran Obra". Y estoy segura que tú lo disfrutarás tanto como yo.

Enviaremos un ejemplar por pedidos superiores a 100 euros realizados desde el momento que envíe este boletín hasta final de existencias. Condición sine qua non es que indiques en observaciones al hacer el pedido "quiero el libro de Chico" o que respondas al email que recibes del pedido, a fin de que solo reciban el libro los que están interesados.

Consigue tu libro AQUÍ


Pedir peras a un olmo


Ayer te contaba que los perros están frecuentemente infectados con strongyloides, siendo una fuente de contagio para sus dueños.
Pues bien, la dra Clark, valiéndose del sincrómetro de su invención, descubrió cómo otro parásito muy común en los perros, la dirofiliaria, conocida como la lombriz del corazón en los perros, también infecta el corazón humano causando dolor en el corazón o en la zona del pecho, incluso cuando el electrocardiograma no muestra ninguna anomalía.1
Otros síntomas causados por la dirofiliaria son latidos irregulares y cardiomiopatía.

Tras semanas de zapeo sus pacientes se libraban por fin de la dirofiliaria y de sus síntomas asociados como el dolor de pecho.
Pero como es muy fácil volverse a infectar con la dirofilaria la doctora Clark recomendaba "inocentemente" a los afectados que regalaran su perro.

Digo inocentemente porque pedir a una persona que se desprenda de su fiel compañero es como pedirle peras a un olmo. Imposible de todo punto, pues la mayoría consideran a su perro como un miembro más de la familia.
Justo me llega el boletín de theorganicprepper, al que estoy suscrito. Daisy confiesa lo duro que ha sido para ella este año tras perder 5 miembros de su familia (en los 5 incluía a su perro)

Así que como soy realista en lugar de sugerirte que te deshagas de tu compañero peludo te insto a que os zapeeis los dos con regularidad para evitar males mayores.
El en fondo el ser humano siempre ha convivido con parásitos y continuará haciéndolo. Lo importante es limitar su número para no desbordar al sistema inmune.

Compártelo con tu mascota


1 https://www.terapiaclark.es/asp/tienda.asp#LaCuracionEsPosibleP

 


[RADIACIONES] Ventajas del teletrabajo


Como no hay mal que por bien no venga al menos el aumento del teletrabajo consecuencia de la macabra plandemia ha servido para que muchas personas reduzcan su exposición a las radiaciones.
En tu casa mandas tú y puedes tomar medidas para protegerte de las radiaciones como utilizar conexión por cable, o alejar el router wifi de tu mesa de trabajo...

En la oficina es más complicado, como me explicaba una frustrada clienta:
"Hemos cambiado de oficina y a 3 metros tengo el servidor con un router para ampliar la red wifi.
En mes y medio he pasado por asma, alergia, dolor de estomago y ahora dolor de cabeza."

Y cuando empiecen a instalar el 5G en las empresas la situación va a empeorar.

De los productos de protección frente a las radiaciones electromagnéticas a la venta en la tienda los únicos 2 que tras un exhaustivo testaje han demostrado proteger del nuevo 5G es el Ondehome, de tecnología francesa premiada con varios galardones internacionales, y el enchufe para toda la casa Aulterra de producción americana.

AQUÍ Ondehome gabacho


AQUÍ Aulterra yanqui

 


Estatinas, tu salud minan


Ayer hablaba de los peligros de las estatinas para bajar el colesterol, una de las medicaciones más prescritas entre la población de más edad.
Como expliqué, el riesgo no está tanto en tener el colesterol alto como en tenerlo bajo. El verdadero risgo es tenerlo bajo.

De hecho la hipercolesterolemia es el factor más frecuentemente observado en los casos de neumonía que resultan fatales entre los ancianos.1

De hecho cuando los niveles de LDL (el mal llamado colesterol malo) descienden a niveles inferiores a 70 mg/dL el riesgo de muerte y enfermedad se dispara.
La dra Clark también había observado entre sus pacientes, la mayoría en fase terminal de cáncer, la estrecha relación entre colesterol y mortalidad.
A mayor nivel de colesterol más posibilidades de supervivencia.

El LDL no solo no causa arterioesclerosis sino que realiza funciones importantes.
Una de ellas es ayudar al sistema inmune en su lucha contra infecciones y patógenos. Se ha comprobado que en casi todas las ocasiones que las personas con menor nivel de LDL son más susceptibles a infecciones.
Un grupo extremo de riesgo son los portadores de una mutación genética extremadamente rara en la enzima que sintetiza el colesterol. En consecuencia sus niveles de colesterol LDL son muy bajos. Curiosamente estas personas se recuperan a base de yemas de huevo ricas en colesterol.

El LDL también atrapa endotoxinas como los LPS, polisacáridos altamente tóxicos que desprenden las bacterias gram-negativas en el intestino al morir.
Los LPS pueden "viajar" hasta el cerebro y otros órganos a través del nervio vago.
La permeabilidad intestinal tan frecuente hoy en día permite que los LPS se distribuyan a través de la sangre por todo el organismo.

Todo apunta a que el culpable de la formación de la placa en las arterias no es el colesterol sino la resistencia a la insulina, lo que incrementa los niveles glucosa en sangre y vuelve las paredes arteriales "más pegajosas".

Mi consejo es que si tomas estatinas lo mejor que podrías hacer es dejarlas. Lo segundo mejor sería suplementar con coenzima Q10 para evitar el desplome de tus mitocondrias ante la falta de este nutriente vital para generar energía en forma de ATP.

Si no tomas estatinas también es muy posible que necesites suplementar, pues con la edad la producción endógena de coenzima q10 disminuye de forma drástica. Puedes testar tus niveles en una analítica sanguínea para asegurarte que no sufres de deficiencia. A partir de los 30 años es mejor suplementar con ubiquinol, la forma biodisponible de la coenzima q10.

He incorporado en la tienda el Ubiquinol de Mercola de 100mg, con lo que ahora tenemos las dos presentaciones: 100mg y 150mg, para adaptar las dosis a las nuevas recomendaciones de Mercola que aparecen en una tabla debajo en la página debajo del botón de comprar. Las dosis varían según el sexo, el estilo de vida, el nivel de estrés o la existencia de patologías previas.

AQUÍ Ubiquinoles de Mercola



1 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1602654/
Respecto a la neumonía bacteriana decir que es una de las afecciones más comunes que llevan a los ancianos al hospital.
En la "antigua normalidad" el protocolo era administrar un antibiótico intravenoso y oxígeno en caso de dificultad para respirar. Con este tratamiento y la compañía de sus seres queridos un gran porcentaje de enfermos se recuperaban y regresaban a su hogar al poco tiempo.

En la "nueva normalidad" lo más probable es que no salgan vivos del hospital. Al llegar se les hace la timoprueba del covid. Si da positivo, lo cual es harto probable se tenga o no el supuesto bicho en el cuerpo, el anciano es aislado y privado de compañía. Tampoco se le administra antibiótico porque supuestamente tiene un virus y los antibióticos solo matan bacterias.
No es dificil imaginar que la angustia y el estrés de estos ancianos, muchos con demencia senil o Alzheimer, encerrados completamente solos en una habitación-prisión sin contacto con sus familiares o cuidadores habituales, empeorará su enfermedad y contribuirá a dificultar mucho más su función respiratoria. Resultado, acaban enchufándolos al respirador de donde las posibilidades de salir con vida son muy escasas.

Sospecho que algo parecido le sucedió a mi tío Isaías. Bueno tío segundo porque era un hermano de mi abuelo. Sí, tenía 94 años y estaba ya jodido, pero fue ingresarle en la Cruz Roja y no duró ni un par de días.
Me dijo su hija que había muerto de neumonía y que solo dejaban a la familia visitar una hora al día por el protocolo covid. No pregunté si había dado positivo al covid aunque entiendo que no porque entonces ni la 'generosa' hora al día les habrían concedido.
Parece que en la nueva normalidad lo normal es morir solo como un perro callejero.

Espeluznantemente actual "el lucro de la opresión" que denuncia el cántico de Isaías en la Biblia, cuando médicos y enfermeras se unen a las filas de los sicarios para lucrarse a nuestra costa.

También falleció hace un par de meses un hijo de otro hermano de mi abuelo paterno, bastante más joven que mi tío Isaías. También fue ingresarle y no duró nada más que unos días.
Me contaba su hija la ironía de que hubiese sobrevivido a lo peor de la pandemia, a no sé cuantas olas y se fuese ahora.
Me quede con las ganas de decirla que más que sobrevivir a la pandemia sobrevivió a la falta de atención y al desamparo de los susodichos sicarios, que con la justificación de la pandemia dejaron de acudir a su domicilio a realizarle la cura diaria. Tenía una pierna infectada, que no lograban curar a pesar de hincharle de antibióticos, con riesgo de muerte por sepsis. Fue su hija la que tuvo que acudir cada día en medio de restricciones draconianas a casa de su padre a hacerle las curas como Dios la dio a entender, puesto que no tiene ningún conocimiento médico.

Muy luchadoramente,
Mónica "no me cansaré de despotricar contra el genocidio médico" Santos

>>>>> ¿no visualizas correctamente este email? +++ haz clic aquí +++



Terapia Clark. Avda Canillejas Vicálvaro 141, 4B. Madrid 28022.
>>>> Haz clic aquí si te quieres dar de baja
O si eres covidiano (te respeto, aunque tú no me respetes a mí, pero no te quiero en mi lista)