El protocolo nutricional GAPS de la dra. Natasha Campbell

dra Natasha Campbell 15 de Mayo de 2017 📖 Por Mónica Gómez.

El próximo viernes la dra. Natasha Campbell-McBride viaja a Madrid para presentar la nueva edición en español de su bestseller GAPS, el Síndrome Psico-Intestinal, un tratamiento natural para el autismo, la dispraxia, el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad, la dislexia, la depresión y la esquizofrenia.

Muchos lo habréis leído y otros lo conoceréis, puesto que desde que se publicó originalmente en inglés en el 2004 el fenómeno GAPS (de sus siglas en inglés: Gut and Psychology Syndrome) no ha dejado de extenderse por todo el mundo y ganar adeptos. Lo prueba el hecho de que haya sido traducido a nada menos que 16 idiomas y que más de 40 países cuenten con terapeutas GAPS certificados, incluido España.

Yo conocí a la doctora Campbell cuando allá por el 2011 fue entrevistada por primera vez por el Dr Mercola, el que considero mi principal mentor en temas de nutrición. Me faltó tiempo para comprarme el libro (gracias Amazon porque mi vida no habría sido la misma sin ti 😊) que devoré con avidez.

El Autismo asoma su fea cabeza

La dra. Campbell sufrió un duro golpe cuando su retoño Nicolás fue diagnosticado con Autismo con tan solo tres añitos. Trastorno en apariencia de origen neurológico, para el que inexplicablemente su propia profesión de neuróloga no ofrecía (y sigue sin ofrecer más de dos décadas después) ninguna cura.
Sintiéndose defraudada por la medicina convencional emprendió una dura cruzada en solitario que culminó, en contra de todo pronóstico, con la curación de Nicolás. Recuperación total que solo puede considerarse milagrosa al tratarse de una patología considerada incurable por la medicina ortodoxa.
Una prueba más de que el amor de una madre no conoce límites. Que mejor testimonio en este mes de mayo en el que se celebra el Día de las Madre.
En las páginas iniciales del libro GAPS nos sorprende el poema que el mismo Nicolás compuso a los 11 años. Hazaña totalmente impensable en un trastorno caracterizado por la incapacidad para expresar emociones y que demuestra una vez más que la medicina a pesar de su avanzada tecnología no tiene siempre la última palabra.
Ojalá que la doctora Campbell te sirva de aliciente si alguna vez un médico, por muy eminente que sea, se atreve a sentenciar que "tu enfermedad no tiene cura" o el "nada se puede hacer". Y que te motive para que si la "la medicina no tiene cura para tu enfermedad" la busques fuera de la medicina.

¿Qué es GAPS?

Según la dra Campbell no solo el autismo sino todas las enfermedades mentales y trastornos de conducta se originan en el intestino, de ahí que lo bautizara como el Síndrome Psico-Intestinal.
La ciencia ha demostrado que el cerebro y el intestino están íntimamente ligados. De hecho, al intestino se le conoce como el segundo cerebro. Aunque sigamos asociando las neuronas únicamente con el cerebro, el sistema digestivo alberga una extensa red neuronal. Gran parte de las emociones se generan en el intestino, de ahí el dolor de tripas que suele desencadenar el miedo o los nervios.
Incluso se producen más neurotransmisores en el intestino que en el cerebro. Por ejemplo, el intestino produce el 90% de la serotonina, la llamada hormona de la felicidad y el bienestar, frente un mísero 10% que secreta el cerebro.

Un desequilibrio en la flora intestinal es el origen de un intestino tóxico, que a su vez afecta a la función cerebral. La pared intestinal se vuelve permeable, permitiendo el paso de toxinas, patógenos y alimentos a medio digerir que llegan al cerebro y a otros órganos provocando todo tipo de afecciones de sintomatologías muy diferente entre sí, pero con un origen común.

¿Qué patologías origina GAPS?

Trastornos del Espectro Autista (TAE), déficit de atención de hiperactividad (TDA/TDAH), esquizofrenia, dislexia, dispraxia, dificultades en el aprendizaje, depresión, trastorno compulsivo obsesivo, trastorno bipolar, esquizofrenia y otras condiciones psiquiátricas.

Trastornos digestivos, depresión, alergias, asma, eccema, diarrea, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn, cistitis crónica, trastornos de sueño, enfermedades autoinmunes, cándida, obesidad...

Hipócrates - intestino

Todas las enfermedades comienzan en el Intestino

Ya lo dijo Hipócrates, el padre de la medicina, en el siglo V antes de Cristo: "todas las enfermedades comienzan en el intestino"
La denominada disbiosis intestinal la provoca un desequilibrio entre las bacterias, virus y hongos benéficos y los perjudiciales.

¿Cuando se originan los desequilibrios de la flora intestinal en los niños?

Los escenarios son múltiples:

Durante el Embarazo
Según la experiencia de la doctora Campbell la carga tóxica de la mayoría de las madres de niños GAP era muy alta en el momento de quedarse embarazadas. Lo cual resulta lógico dada la cantidad de toxinas y sustancias químicas a las que estamos expuestos constantemente en aire, agua, alimentos, cosméticos y productos higiene personal. Aunque nos parezca aberrante, el cuerpo de la madre aprovecha la bolsa de la placenta para librarse por fin de toda la basura que lleva décadas acumulando. De hecho, algunas mujeres están tan intoxicadas que es normal que pasen por dos o tres abortos antes de dar a luz a un bebé. Y claro el primogénito tiene más probabilidad de convertirse en autista, al ser el que mayor carga tóxica recibe de la madre.

Durante el Parto y la Lactancia.
Mientras se encuentra protegido en el vientre de la madre el bebé es estéril, es decir, carece de flora intestinal. Adquiere la flora intestinal de la madre. Sí, curiosamente no solo heredamos los genes de nuestros antepasados sino también la flora.
La madre trasfiere su flora intestinal al bebé por dos vías diferentes:

👶 Durante el parto. Al pasar por el conducto vaginal el bebé se impregna y traga los líquidos vaginales de la madre que constituirán su primera microflora.
Si la madre tiene una flora intestinal dañada por la píldora anticonceptiva y los antibióticos el hijo heredará una flora intestinal de "baja calidad". El pobre empieza ya la vida con mal pie...
Y para más inri los efectos se van acumulando de generación en generación. Si la abuela "pasa" a su hija una flora intestinal dañada, la flora de la hija estará aún más deteriorada que la suya, pero menos que la de su nieto.

🍼 Durante la lactancia la flora intestinal de la madre pasa al bebé en la leche materna.
Los bebés nacidos por cesárea no tienen la posibilidad de adquirir la flora intestinal de la madre, así como los bebés que no han sido amamantados, lamentablemente ambas prácticas cada vez más frecuentes. El sistema inmune de estos bebés está debilitado, siendo más propensos a infecciones víricas o bacterianas. En estos bebés los cólicos, el eccema o las infecciones de oídos son recurrentes.

Tras la lactancia la introducción del trigo, lácteos pasteurizados y alimentos procesados como las leches de continuación alimenta a la flora patógena del intestino y daña las paredes intestinales.

El Remedio para el Síndrome GAPS

Obviamente la prioridad es restablecer cuanto antes la flora intestinal del paciente y reparar la pared intestinal dañada para evitar la fuga de patógenos, toxinas y alimentos a medio digerir.
El pilar principal en el que se sustenta el protocolo GAPS es la Dieta, con un peso del 80 al 90%, de ahí que se le conozca protocolo nutricional GAPS. Los otros dos pilares secundarios son la Suplementación y la Desintoxicación
Para tener éxito en la dieta GAPS es preciso estar dispuesto a retroceder a la época en la que no existían microondas ni supermercados donde comprar comida envasada y procesada para calentar en el microondas.
Época dorada, al menos nutricionalmente hablando, en la que nuestras abuelas pasaban tiempo entre fogones cocinando con mimo y sin prisas alimentos sanos y nutritivos.

En la dieta GAPS además de los alimentos procesados y la comida basura resulta imperativo eliminar carbohidratos como cereales y azúcares. Lo que nos queda tras la criba es una dieta curativa a base de carne de pasto, caldos de huesos, pescados, así como verduras y lácteos fermentados ricos en bacterias probióticas.

El vínculo entre el Síndrome GAPS y las Vacunas

La dra. Campbell hace especial hincapié en que los niños afectados por Gaps no sean vacunados hasta su completa recuperación, considerando el alto riesgo de que las vacunas les causen graves daños neurológicos, en muchos casos irreparables.
Según la doctora no se puede decir que las vacunas sean la única causa del autismo, pero en el caso de los niños que de la noche a la mañana se vuelven autistas tras ser vacunados no le cabe duda que las vacunas son la gota que colma el "vaso de la toxicidad".
En su clínica Cambridge Nutrition Clinic en Gran Bretaña el porcentaje de niños que empezaron a manifestar sintomatología del espectro autista tras ser vacunados del la triple viral (sarampión, paperas y rubeola) o de la vacuna de difteria, tétanos y tosferina supera el 30%

libro GAPS, síndrome psico-intestinal Este viernes he tenido la fortuna de ser invitada por la editorial Diente de León a la rueda de prensa en la que la doctora presentará la nueva edición de su libro GAPS en español.
Y lo mejor es la oportunidad que me brindan de entrevistar a la dra. Campbell personalmente ¡Menudo lujazo!
Me muero de ganas de conocerla en persona...

Si vives en Madrid no dejes de acudir el sábado a la charla "la causa oculta de las epidemias modernas" que la doctorá brindará en el histórico hotel Las Letras en plena Gran Vía.

Puedes adquirir el libro en GAPS, el síndrome psico-intestinal en Amazon

Más libros de la dra. Natasha Campbell

La dra Campbell ha escrito otros dos libros más, que aún no han sido traducidos al español:

Put your heart in your mouth, que desbanca el mito de que la grasa es la responsable de las enfermedades cardiacas ❤

Su último libro Vegetarianism explained, publicado este mismo año, expone lo infundado de los argumentos a favor de la dieta vegetariana o el veganismo, supuestamente menos cruel con los animales 🐄, más saludable para nosotros y sostenible para el planeta.


Clic 🖰 en la imagen de abajo 👇 para escuchar mi entrevista a la dra. Campbell




 
Las viejas puertas se balancean y se abren de par en par
dejando paso a un camino de madera que ese extiende delante de ti.
El aroma celestial del aire fresco.
El silbido de la hierba y los árboles
balanceándose de izquierda a derecha con la brisa.
Por la noche te quedas mirando esta vista maravillosa.

El camino te conduce sobre la hierba suave y húmedad.
Caminas por el puente sobre un río que fluye sin prisa.
La colina llega tan alto, casi toca el cielo.
El molino de viento sigue en pie mientras subes las escaleras
que han estado ahí durante años.

El zumbido de las abejas obreras en la colmena.
Todos los sonidos te envuelven.
La sensación de una bienvenida calurosa se apresura a llegar.
El sol brilla sobre la hierba
tan verde como las hojas en verano.

El camino sigue estrechándose y deja una sensación duradera.
La aventura ha terminado.
Un sentimiento cálido en tu interior.
Adios, hasta la próxima vez.

Nicholas Campbell-McBride




                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir