Buscar 
Mi cuenta
Tienda
Suscribirme al boletín
Has olvidado escribir la búsqueda
Introduce un texto para buscar

Síndrome de Exceso de Adrenalina

El doctor Michael Platt denomina Síndrome de Exceso de Adrenalina (Adrenaline Dominance) a una patología muy común, aunque desconocida, en la que se produce un exceso de adrenalina, lo que origina una miríada de trastornos con aparente poca relación entre sí como depresión, ansiedad, hipertensión, hipotiroidismo, diabetes, obesidad, envejecimiento, insomnio, incontinencia urinaria, adiciones, síndrome de piernas inquietas, deficiencia de atención con hiperactividad, autismo, fibromialgia, trastorno bipolar, tinnitus/pitido oídos, agresividad, migrañas y dolores de cabeza, tensión en la parte posterior del cuello, vómitos durante el embarazo, boca seca o calambres en las piernas o pies.

El exceso de adrenalina suele ser genético, y por ende, hereditario. Un exceso de adrenalina es la característica común de las personas muy activas, deportistas, creativas, inteligentes o con mayor capacidad de liderazgo.

El cuerpo produce adrenalina al enfrentarse a un peligro, como por ejemplo, el ataque de un animal salvaje. El cuerpo está preparado para una descarga puntual de adrenalina que le prepara para huir o luchar.
El problema actual es que el estrés al que vivimos sometidos no es puntual sino continuo, provocando niveles permanentemente de adrenalina permanentemente elevados que causan numerosas disfunciones.

Síntomas como manos y pies fríos o el estreñimiento se deben en muchas ocasiones al exceso de adrenalina, pues esta hormona de supervivencia reduce el flujo sanguíneo a manos, pies o intestinos, al no ser necesarias para la supervivencia.

La adrenalina dispara la producción de cortisol, la hormona que estimula la producción de azúcar, pues el cuerpo requiere de una fuente de energía inmediata para afrontar el peligro. El cortisol aumenta a su vez los niveles de insulina.
El exceso de insulina produce una caída del azúcar en sangre (hipoglucemia) con lo que el cuerpo produce más adrenalina para bajar los niveles, entrando así en un bucle interminable.

El dr Platt considera un nivel superior a 11,5 microg/dL de cortisol basal en analítica sanguínea un indicador fiable de exceso de adrenalina.

Los tests de saliva no se recomiendan cuando una persona sufre de exceso de adrenalina porque actúa como una hormona de supervivencia que corta el riego sanguíneo a varias partes del cuerpo que no necesita para sobrevivir. Estas partes incluye las glándulas salivares, que por ello presentan bajo cortisol por las mañanas cuando el cortisol debería de estar elevado. Por ello los tests de cortisol en saliva realizan un diagnóstico erróneo de fatiga suprarrenal.

El tratamiento para reducir los niveles de adrenalina es una crema de progesterona bioidéntica al 5%. La mayoría de cremas de progesterona existentes en el mercado para tratamiento hormonal al 2% no contienen la suficiente progesterona para reducir la producción de adrenalina.
Las mujeres con exceso de adrenalina suelen presentar niveles bajos de progesterona y exceso de estrógenos.

El tratamiento de progesterona es igual de eficiente en mujeres como en hombres y las dosis son las mismas.
La progesterona es una hormona tanto femenina como masculina.
Ideal para niños con deficiencia de atención e hiperactividad y bebés. Un poco de crema de progesterona en el vientre de bebés con cólico y en unos minutos se tranquiliza.

Además de la progesterona es importante consumir alimentos bajos en carbohidratos refinados pues son ricos en azúcares lo que provocaría hipoglucemia, que como hemos explicado, desencadenaría una mayor producción de adrenalina.

Más información en el libro del Dr Platt“Adrenaline Dominance”que puedes encontrar en Amazon. Solo disponible en inglés. También lo puedes descargar gratis de mi web en https://www.terapiaclark.es/Docs/AdrenalineDominanceBook.pdf
Mónica Gómez, terapeuta holística

TerapiaClark.es    tfno. 917 421 852
Suscribirme al boletín