Buscar 
Mi cuenta
Tienda
Suscribirme al boletín
Has olvidado escribir la búsqueda
Introduce un texto para buscar

ENZIMAS DIGESTIVAS para problemas de VESÍCULA o de digestión de grasas

¿Ha escuchado la frase "toda enfermedad comienza en el intestino"?
La dijo el médico griego Hipócrates hace casi 2500 años. Conocido como el padre de la medicina, sus enseñanzas son fundamentales para muchas de las buenas prácticas médicas de los tiempos modernos.
Incluso en la actualidad, los médicos han confirmado lo que señalaba Hipócrates hace tanto tiempo. Un intestino sano es fundamental para una buena salud. Y una digestión saludable es crucial para un intestino sano.

Pero hoy en día muchas personas sufren de algún tipo de problema digestivo. Según una encuesta alrededor del 74 % de las personas viven con problemas digestivos comunes como gases, inflamación y molestias intestinales.
Estos síntomas no solo son señales de que su cuerpo no está descomponiendo y absorbiendo los alimentos que consume, sino que, en el entorno social, pueden causar ansiedad y vergüenza.
Si tiene sensibilidad a algunos alimentos, o incluso si solo sufre de problemas digestivos de forma ocasional después de comer mucho, las reuniones familiares o comidas con amigos pueden ponerlo muy nervioso.

Hasta las personas que llevan una alimentación saludable y controlan su estrés, pueden experimentar problemas digestivos de vez en cuando. La edad también deteriora la capacidad de su cuerpo para digerir los alimentos de manera eficiente.
Si desea seguir el consejo de Hipócrates sobre mantener su intestino sano hay una gran herramienta al alcance de su mano. Incluir enzimas digestivas en su comida puede mejorar su salud intestinal y permitirle comer sin miedo.

Las enzimas influyen en su bienestar digestivo

Su proceso digestivo comienza en su boca, incluso antes de dar el primer bocado. Después de masticar ese sabroso bocado y tragarlo, el proceso continúa en el estómago, el intestino delgado y el grueso.

Hay tres grupos de enzimas digestivas que se encargan de descomponer los componentes de sus alimentos. Lo hacen de la siguiente manera:

Las Carbohidrasas descomponen los carbohidratos, como almidones, azúcares y celulosa, en moléculas de azúcar que son más fáciles de absorber. Las carbohidrasas incluyen amilasa, lactasa, celulosa y beta-glucanasa.

Las Proteasas descomponen las moléculas de proteínas en aminoácidos individuales para que se puedan absorber de forma correcta. Algunos ejemplos de proteasas incluyen pepsina, tripsina, quimotripsina y peptidasa.

Las Lipasas descomponen las grasas en moléculas fáciles de absorber. La digestión de las grasas comienza cuando la bilis del hígado descompone la grasa en gotas pequeñas. Luego, las lipasas terminan el proceso al descomponer esas gotas en ácidos grasos y glicerol.
Las lipasas refuerzan la función de la vesícula biliar y permiten que su cuerpo utilice la grasa.

Una vez que estas enzimas descomponen los macronutrientes de los alimentos, las moléculas más pequeñas ingresan a su torrente sanguíneo, donde nutren el cuerpo, estimulan el metabolismo y ayudan a producir ADN.
Su cuerpo produce enzimas de forma natural para ayudarlo a digerir los alimentos. Estas enzimas son esenciales para una digestión adecuada.

Si mi cuerpo produce sus propias enzimas digestivas ¿por qué necesito tomar un suplemento?

Hay muchos factores que contribuyen a la deficiencia de enzimas digestivas o a que el cuerpo no produzca la cantidad suficiente. La deficiencia de enzimas digestivas provoca que su cuerpo no pueda digerir los alimentos de forma apropiada.
Y esta situación puede ser especialmente problemática cuando consume alimentos ricos en cualquiera de los tres macronutrientes: carbohidratos, grasas o proteínas.

Hay varios factores que pueden disminuir la producción de enzimas de su cuerpo, pero los tres principales son:

La edad puede causar un deterioro en la producción de enzimas.

El intestino permeable afecta la función del revestimiento del intestino delgado, donde las enzimas realizan la mayor parte de su trabajo.

La inflamación causada por las toxinas, el estrés y la sensibilidad a los alimentos afecta su capacidad natural de producir enzimas.

La producción natural de enzimas comienza a disminuir alrededor de los 20 años y, a diferencia de cuando es joven, a partir de los 40 años la producción de enzimas se reduce hasta un 25 %. A los 70 años la producción de enzimas no alcanza un tercio de las necesarias para una digestión óptima.
Un intestino dañado y permeable puede causar inflamación del tracto gastrointestinal, lo que puede provocar una deficiencia de enzimas. Si su revestimiento intestinal se irrita o daña (algo que puede causar el glifosato) afecta la producción de enzimas de su cuerpo.
Al no producir suficientes enzimas digestivas, y si no toma un suplemento digestivo junto con sus alimentos, corre el riesgo de agotar la producción de enzimas metabólicas de su cuerpo. Eso puede ocasionar problemas porque las enzimas metabólicas son fundamentales para que las células de su cuerpo puedan funcionar de forma correcta.

Para una digestión óptima, también debe tener un entorno muy ácido en su estómago. La pepsina y el ácido clorhídrico (HCl) ayudan a crear el nivel de acidez necesario. Cuando es joven, su cuerpo produce cantidades suficientes de ambos para digerir adecuadamente los alimentos.
Pero con la edad, disminuyen los niveles de ácido estomacal. Eso podría afectar su digestión y causar algunos de los molestos síntomas que le mencioné antes.
La suplementación con enzimas digestivas reduce la carga en la producción de enzimas de su propio cuerpo. Además, le ayuda a aprovechar al máximo los beneficios de sus alimentos y a evitar las molestias y la vergüenza que puede hacerle pasar una mala digestión.

Cada persona es única y sus necesidades de enzimas digestivas son diferentes

UN problema que tienen muchas de las fórmulas enzimáticas del mercado es que contienen niveles muy elevados de enzimas específicas.
La mayoría de los fabricantes formulan sus enzimas bajo la premisa de "cuanto más, mejor", pero esta teoría equivocada no aplica en el caso de las enzimas digestivas. Para que las enzimas funcionen, deben entrar en contacto con los alimentos. Si un suplemento de enzimas digestivas supera la cantidad óptima de enzimas que su cuerpo necesita para digerir los alimentos el sobrante se desperdicia.

Por lo que, el mejor enfoque para los suplementos de enzimas digestivas, no es la cantidad sino la variedad. Eso significa que necesita una gran variedad de actividad enzimática.
Como mencionamos antes las enzimas son específicas para el sustrato. Es decir, cada tipo de enzima descompone un tipo de alimento específico. Por ejemplo, la lipasa descompone la grasa, mientras que la pectinasa descompone las pectinas que se encuentran en frutas y vegetales.
Entonces, un suplemento con muy poca variedad de enzimas no cumplirá su función. La fórmula necesita una gran variedad de enzimas con el fin de descomponer los diferentes tipos de alimentos que consume.
No se deje engañar por productos que promocionan dosis muy altas, ya que tienen una efectividad mínima y producen mucho desperdicio. Sin importar qué tan alta sea la dosis si el producto tiene una variedad limitada de enzimas no proporcionará los beneficios de las enzimas que faltan.
Así que recuerde que cuando se trata de enzimas digestivas más vale variedad que cantidad. No se limite, diversifíquese.

La suplementación con enzimas digestivas maximiza la nutrición y minimiza las molestias

Como se demostró en el diagrama anterior, su tracto digestivo tiene una gran variedad de enzimas. Esas enzimas trabajan juntas para descomponer los carbohidratos, proteínas y grasas en moléculas que su cuerpo puede absorber y aprovechar para producir energía y tener una buena salud.
Todo lo que su cuerpo no pueda descomponer en un tamaño absorbible se elimina como desperdicio.
Pero si se encuentra en la misma situación que muchas otras personas, con bajos niveles o deficiencia de enzimas, es posible que necesite algo de ayuda para descomponer los alimentos y aprovechar al máximo sus nutrientes.

Aunque puede obtener enzimas naturales al comer muchos alimentos crudos, procesarlos y cocinarlos a temperaturas superiores a 47 grados inactiva la mayoría de estas enzimas.
Así que, a menos que lleve una dieta a base de alimentos crudos, su mejor opción es tomar un suplemento de enzimas.
Darle a su cuerpo un refuerzo adicional en la producción de enzimas lo ayudará a descomponer los alimentos en moléculas más fáciles de absorber y utilizar, lo que a su vez, lo ayudará a obtener todos los beneficios de los nutrientes de los alimentos.
Al mismo tiempo, puede ayudar a reducir los síntomas digestivos ocasionales que se presentan cuando está muy lleno.

Además, un suplemento de enzimas digestivas bien equilibrado que contenga una gran variedad de tipos de enzimas que su cuerpo necesita ayudara a reducir el desperdicio. De esta forma, no sentirá el malestar, ni las molestias que surgen cuando no digiere bien sus alimentos.

Un método revolucionario para formular enzimas digestivas: retomamos lo esencial, pero con un enfoque científico

Existe un mejor enfoque para formular enzimas digestivas.
En lugar de crear un suplemento con niveles excesivos de enzimas se debe adoptar un enfoque científico.
Las enzimas del dr Mercola están diseñadas considerando lo que realmente consumen las personas, pero con un margen adecuado para las deficiencias de enzimas y la pérdida de enzimas relacionada con la edad.

Algo que se logra siguiendo un proceso de varias etapas:

1. Analizar la cantidad exacta de calorías, carbohidratos, grasas, fibra y proteínas que un hombre y mujer promedio suelen consumir en sus alimentos.

2. Indagar cuáles son las deficiencias enzimáticas de la población: en promedio, las personas solo cuentan con el 85 % de su capacidad enzimática.

3. Añadimos el 15 % que faltaba para que se alcanzara una capacidad enzimática del 100 % y así compensar la pérdida de enzimas rdebidas a la edad, deficiencias y a bajo nivel de absorción.

4. Por último le dimos un toque adicional para extender su vida útil.

Este enfoque científico produce suplementos de enzimas digestivas con beneficios inigualables.

Agregamos ATP para aliviar la carga de trabajo del cuerpo

El ATP o adenosín-5'-trifosfato es la fuente natural de energía de su cuerpo. Se encuentra en cada célula del cuerpo y ayuda a almacenar y transferir la energía celular.
Tal vez ya sepa que el ATP es la fuente de energía de sus células, pero ¿sabía que también desempeña un papel importante en la digestión?
Los alimentos crudos y sin procesar contienen ATP. Al consumir estos alimentos crudos el ATP que contienen actúa como catalizador en el proceso digestivo.

Su intestino contiene enzimas llamadas ATPasas. Cuando estas enzimas encuentran ATP lo digieren e indican al cuerpo que debe iniciar el proceso digestivo. El ATP influye en la secreción del ácido gástrico y pepsina, así como en las contracciones estomacales.
Un alimento crudo y sin procesar proporciona la cantidad ideal de estas moléculas de señalización de ATP para iniciar el proceso digestivo, al contrario de lo que ocurre con los alimentos cocinados o procesados.
Pero la mayoría de los alimentos actuales son procesados, por lo que proporcionan muy poco o nada de ATP para iniciar el proceso digestivo. Lo que obliga al cuerpo a desperdiciar recursos valiosos al excretar su propio ATP en el tracto digestivo para realizar esa señalización.

Su cuerpo está diseñado para obtener este ATP extracelular de una alimentación saludable.
Cuando no obtiene ATP de los alimentos que consume y no se le proporciona a través de un suplemento su cuerpo sufre las consecuencias.
Por eso las enzimas de amplio espectro contienen ATP.

¿Qué puede hacer si le extirparon la vesícula biliar?

La vesícula biliar es un órgano pequeño que se encuentra en la parte inferior del hígado. Su objetivo principal es almacenar la bilis que produce el hígado y liberarla en el tracto digestivo, cuando sea necesario, para digerir la grasa.
Al tratar los problemas de la vesícula biliar, la mejor forma es hacerlo a través de la alimentación. Pero a veces, cuando el problema de la vesícula biliar ya está muy avanzado, es necesario extirparla.
En general a las personas a las que se le ha extirpado la vesícula les resulta difícil digerir las grasas. Otras personas, aún teniendo vesícula, tienen dificultad para digerir las grasas.

En estos casos las enzimas digestivas específicas resultan de gran ayuda.
Las enzimas pancreáticas pueden ser muy efectivas para las personas que no tienen vesícula biliar, ya que ayudan a compensar la falta de bilis, algo común cuando le extirpan la vesícula biliar.
Las Enzimas de Vesícula Biliar fueron especialmente diseñadas para combatir los problemas digestivos después de la extirpación de la vesícula biliar o en personas que tienen dificultad para digerir la grasa o las que siguen una dieta cetogénica (Keto) alta en grasas

Contiene Pancrelipasa, una mezcla de enzimas de alta actividad con amilasa, lipasa y proteasa pancreática, para reforzar la salud digestiva después de la extirpación de la vesícula biliar. Ayuda a aliviar la distensión abdominal, gases y molestias intestinales ocasionales

Está formulada científicamente con bilis de buey para compensar la carencia de bilis y perdida de enzimas a fin de estimular los movimientos adecuadas en el tracto digestivo

Incluye ATP para iniciar el proceso digestivo
Las cápsulas de liberación retardada ayudan a proteger las frágiles enzimas de origen animal de los ácidos estomacales.
Muchas fórmulas de enzimas no se encuentran dentro de una cápsula de liberación retardada y los ácidos estomacales degradan la actividad de estas enzimas de origen animal, lo que disminuye su efectividad.

Las Enzimas de la Vesícula Biliar puede tomarse solas para incrementar la cantidad de las enzimas pancreáticas o combinarse con las Enzimas de Amplio Espectro para una mejor digestión de los alimentos.

Tome Control de su Salud™ con nuestras enzimas digestivas formuladas científicamente

Los suplementos de enzimas digestivas son una forma sencilla pero significativa de hacer un cambio importante en su salud.
Cuando digiere bien los alimentos saludables, absorbe una mayor cantidad de nutrientes. Pero cuando su cuerpo tiene dificultades para digerir los alimentos, puede provocar una serie de problemas, que incluyen falta de energía y otros problemas de salud relacionados con las deficiencias de nutrientes.
Aunque invierta mucho dinero en alimentos enteros de alta calidad, sin las enzimas digestivas adecuadas es posible que no obtenga todos los beneficios nutricionales, lo que podría ponerlo en riesgo de deficiencias dañinas.

Nuestras fórmulas de enzimas digestivas:

Fueron formuladas científicamente con diferentes enzimas para digerir diferentes tipos de alimentos

Contienen niveles de enzimas que se basan en un alimento típico con el fin de garantizar una digestión completa de carbohidratos, grasas y proteínas.

Están diseñadas para descomponer rápidamente los alimentos y reducir las molestias digestivas

Consideran las deficiencias de enzimas y compensan la pérdida de enzimas relacionada con la edad

Incluyen ATP para iniciar el proceso digestivo, que hoy en día es difícil encontrar en los alimentos procesados

Refuerzan diversas fases de digestión, al ayudar a digerir los alimentos rápidamente y aliviar la distención abdominal, gases y malestares intestinales ocasionales

No contienen ingredientes transgénicos (OGM)

Enzimas vesícula Gallbladder del Dr Mercola:

200 mg bilis de buey, pancreatina proteasa 12.480 USP, pancreatina amilasa 12.480 USP, pancreatina lipasa 12.480 USP

250 millones LCU de ATP (adenosín trifosfato).

Presentación: 30 cápsulas de liberación retardada.

Otros ingredientes: cáscara de arroz bio, triglicéridos de cadena media, cápsula vegetal de celulosa y pectina.

Libre de productos lácteos, lactosa, trigo, gluten, soja, maíz, huevos, levadura, azúcar, conservantes o sabores artificiales y ingredientes modificados genéticamente.


Dosificación: adultos y niños mayores de 12 años 1 cápsula al día con la comida más abundante del día. Para mejor resultado combinar con las enzimas de espectro completo de Mercola.
Las cápsulas de liberación retardada ayudan a proteger las frágiles enzimas de origen animal de los ácidos estomacales. Muchas fórmulas de enzimas no se encuentran dentro de una cápsula de liberación retardada y los ácidos estomacales degradan la actividad de estas enzimas de origen animal, lo que disminuye su efectividad.

Mónica Gómez, terapeuta holística

TerapiaClark.es    tfno. 917 421 852
Suscribirme al boletín